Información General
Cifras alarmantes

Alrededor de 690 millones de personas en el mundo padecen de hambre: ONU

La producción de animales como alimentos contribuye al agotamiento masivo de los recursos (tierra, agua y energía) y contamina el planeta.

Según datos de la ONU, 1 de cada 33 personas a nivel mundial necesitará asistencia y protección humanitaria este año, siendo la cifra más alta registrada en décadas.

Las consecuencias del calentamiento global (sequías, contaminación del aire y el agua, extinción de especies animales y vegetales, incendios forestales, deshielos, entre otras) colocan a la población en una emergencia climática y humanitaria, donde los hábitos de consumo empeoran el panorama.

La producción de animales como alimentos contribuye al agotamiento masivo de los recursos (tierra, agua y energía) y contamina el planeta, siendo la ganadería industrial responsable del 60 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Es urgente comprender que un sistema alimentario que excluya al sufrimiento animal, no solo reduce el impacto negativo en el medioambiente, también garantiza el acceso igualitario a alimentos de calidad, en especial a aquellos sectores de la población en vulnerabilidad económica.

Además, el uso de animales como alimento también requiere grandes cantidades de tierra, agua y energía para albergar, hidratar y eventualmente procesar sus cuerpos en productos comestibles. Si bien las estadísticas varían sobre cuán graves son las consecuencias del uso de animales como alimento, el tema general del agotamiento masivo de los recursos, la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero es generalmente constante.

Los datos de la ONU arrojan que hoy 690 millones de personas en el mundo padecen hambre y según los expertos, la cifra se elevará a 840 millones en el 2030. Por su parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) alertó sobre cómo se podrían salvar cultivos para alimentar a 3.500 millones de personas, en vez de destinarlo a la agricultura animal, que proporciona sólo el 18 por ciento de las calorías que consumimos.

Entonces, si las dietas basadas en plantas aumentarían el suministro mundial de calorías disponibles, ¿no es hora de cambiar de paradigma?

Desde Million Dollar Vegan, organización internacional sin fines de lucro que busca promover una alimentación a base de plantas para el cuidado de la salud y el planeta, se llevan a cabo distintas acciones para contribuir en la construcción de un futuro sustentable.

Desde el inicio de la pandemia del Covid-19, que golpeó a toda la humanidad y en especial a los sectores vulnerables, la ONG donó 444.056 comidas a base de plantas en países como Inglaterra, Argentina, México, Brasil, España, Francia, Marruecos, India, Italia, Canadá, Estados Unidos, Bolivia, Palestina y África, en el marco de diversas campañas.

 “Desde el inicio de nuestra campaña #QuitemosLasPandemiasDelMenú hemos entregado más de 33.060 comidas a personas en situación vulnerable en los estados de Saltillo, Los Cabos, Monterrey, Guadalajara, Aguascalientes, Querétaro, CDMX, Chiapas, Mérida, Quintana Roo y Morelia. Además, hemos unido fuerzas con organizaciones gubernamentales sin fines de lucro, organizaciones feministas y personas voluntarias para generar cambios estructurales que permitan transicionar a modelos de producción y distribución de alimentos que sean más justos”, dice Jessica González Castro, gerenta de Campañas de Million Dollar Vegan en México.

“Brindar comida de origen vegetal, nutritiva, sabrosa y económica a las personas, junto con información y herramientas que permitan cambiar la forma de relacionarnos con los alimentos y la industria que los produce, es una manera de hacerle frente a un sistema que no satisface las necesidades alimenticias de toda la población”, concluye la vocera.

Para más información sobre las campañas de Million Dollar Vegan y los beneficios de una alimentación basada en plantas visitar https://www.milliondollarvegan.com/es/

Envíanos tu comentario