Información General
Soluciones

Límites con el Estado de México: con más asaltos en el transporte público

Javier Robles, director Corporativo de Relaciones Públicas de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial

Las rutas de robo a transporte público más peligrosas en la Ciudad de México son aquellas que colindan con municipios del estado de México como Naucalpan, Tlalnepantla, Chalco, Neza, La Paz y Ecatepec; sin embargo, en el marco de la pandemia de Covid-19, disminuyó la movilidad de la ciudadanía.

El mayor número de asaltos de enero a junio de este año lo encabeza Iztapalapa, con 376, seguido por Cuauhtémoc, con 314, e Iztacalco con 144.

De enero a junio de 2021 se han documentado 5,248 denuncias por robo en transporte público en el Valle de México, es decir, 5 por ciento más respecto al mismo periodo de 2020.

Javier Robles, director Corporativo de Relaciones Públicas de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, indicó que el Estado de México es la entidad más peligrosa para usar el transporte público, por lo que las zonas más críticas en la CDMX (como un efecto cucaracha) son las que colindan con la entidad, como el tramo de la calzada Zaragoza en ambos sentidos.

Y es que Zaragoza, en el oriente de la CDMX, se conecta con los municipios de Nezahualcóyotl, Chalco y La Paz a lo largo de su tramo.

Javier Robles expresó que lo ideal es denunciar tras sufrir un asalto, pero desafortunadamente, la falta de credibilidad en las autoridades que tiene la ciudadanía provoca que muchos desistan, además del temor a perder dos o tres horas en un Ministerio Público.

Refirió que también existe una falta de cultura el no presentar las denuncias, lo cual afecta el combate al crimen, porque con una mayor cantidad se compromete a los impartidores de justicia y autoridades de seguridad a aplicar acciones.

Subrayó que lo ideal sería que la población aborde un transporte directo que no realice escalas, por ejemplo, que la persona aborde el transporte a la altura del metro Santa Martha Acatitla y directo al metro Aeropuerto.

“Desafortunadamente, cuando van haciendo paradas los ladrones ya tienen identificado donde subirse, pueden estar involucrados algunos choferes. Debe implementarse una base de datos de todas estas personas para dar una medición de con qué frecuencia los conductores son víctimas de un delito y arrojaría una estadística”, contó.

Explicó que la base de datos sería de los conductores: “así los tendrían identificados… ellos tienen una licencia, esto ayudaría a que la ciudadanía hiciera la denuncia y al chofer que estuvo en ese delito lo obliguen a acudir al Ministerio Público”.

Por otro lado, puntualizó que se incrementó 32.7 por ciento el robo a transeúnte en el Estado de México en el 1er semestre de 2021, en comparación con el mismo periodo de 2020, de acuerdo a datos del SESNSP, por lo que comentó que el panorama de inseguridad no se ve nada bien para los habitantes del Valle de México y área conurbada.

Envíanos tu comentario