NOVA Deportes
"Nunca lo amé demasiado", dijo al confesar

Aberrante: un futbolista turco mató a su hijo de cinco años por tener coronavirus

"Nunca lo amé desde que nació. No sé por qué no lo amé. La única razón por la que lo maté, es porque no me gustaba", dijo Toktas al confesar su crimen

El jugador turco Cevher Toktas, que milita en el Bursa Yildirim de ese país, mató a su pequeño hijo de cinco años, por tener síntomas de coronavirs, además de confesar que nunca lo quiso.

El 23 de abril pasado, el futbolista llevó al niño a un hospital por tener síntomas de Covid-19, y tanto el menor como su padre fueron puestos en cuarentena. El último día, el pequeño fue derivado a la sala de Cuidados Intensivos, dado que presentó dificultades para respirar.

Dos horas y medias después, se dio a conocer l muerte del niño y tanto los médicos como los forenses dictaminaron que había sido a causa de la enfermedad que mantiene en vilo al mundo.

Sin embargo, semanas después, Toktas confesó el aberrante crimen: "Presioné una almohada sobre mi hijo, quien estaba acostado boca arriba. Durante 15 minutos presioné la almohada sin levantarla. Una vez que se dejó de mover, tras luchar un tiempo, levanté la almohada. Luego le grité a los médicos para evitar cualquier sospecha sobre mí". 

"Nunca lo amé desde que nació. No sé por qué no lo amé. La única razón por la que lo maté, es porque no me gustaba. No tengo ningún problema mental", continuó su crudo relato el deportista, que fue arrestado y será juzgado por asesinato de un pariente cercano. En caso de ser declarado culpable, será condenado a prisión perpetua.

Lectores: 68

Envíanos tu comentario